Desgasador

La tecnologia de desgasificador nace con el objetivo de eliminar esos gases con alta solubilidad en aluminio liquido (ej. idrogeno) y que por tanto lo absorbe, especialmente a altas temperaturas.

En particualr las ligas de aluminio a contacto con la atmósfera reaccionan quimicamente con el idrogeno contenido entrando en solución con el baño liquido. Es importante recordar que los átomos de idrogeno no son solubles en aluminio al estado solido, pero se convierten cuando pasa al estado liquido y esta solubilidad crece con el aumentar de la temperatura.

Durante el proceso productivo, con la reducción de la temperatura, esta solubilidad decrece y los cristales de aluminio aspiran en eliminar el idrogeno en ecceso; sin embargo el rápido enfriamento del metal liquido no permite a todo el idrogeno de ser expulsado dal retículo cristalino, llendo entonces a agarrar puesto en los intersticios a los bordes de los cristales en formación.

Se forman por lo tanto de las bolas distribuidas al interno de la masa del chorro caracterizada por una fuerte presión del gas que ademàs de reducir las carateristicas tecnologicas (posibilidad de tratamientos termicos, soldabilidad…) reduce tambièn las mecanicas (resistencia mecanica, dureza, alargamiento porcentual).

El proceso de desgasificador para eliminar el idrogeno consiste en el inyectar gases inertes (azoto, argón o cloro) desde arriba con los rotores y desde abajo con los tapones porosos puestos sobre el fondo.

La fuerte afinidad que estos gases inertes tienen con el idrogeno es màs alta que el del aluminio, que le cede facilmente. El paso de idrogeno entre aluminio y gas inerte ocurre a través las superficies de contacto. De hecho es fácil deducir que mayor serà la superficie, màs eficaz serà el proceso de desgasificador. A tal objetivo es indispensable revolver las bolas de gas inerte pequeñas y bien distribuidas al interno del baño de aluminio liquido.

Nuestros desgasificadores